BENEFICIOS SAUNAS INFRAROJOS


Sauna Infrarojos

Ahorro de energía

Sauna Tradicional:
Para poder usar una sauna tradicional es necesario una instalación trifásica por lo que su consumo es de aprox. 6-8 Kw. por hora en función del tamaño de la misma. Debido al horno de alto rendimiento con el que funciona, esta precisa siempre de una conexión de 400V. Por otra parte antes de comenzar la sesión, hay que encenderla 45 minutos antes, por lo que tiene un consumo alto.
Sauna de infrarrojo:
Para su uso se necesita tan solo una base de enchufe normal de 220V-230V. por lo que ahorra considerablemente el uso de la energía. Su consumo es de una media de 1,5 a – 2,5 Kw. por hora en función del tamaño y del número de placas que haya en la cabina. Por otra parte, la unidad debe ser encendida para su uso sólo 5-10 minutos antes de comenzar la sesión y eso se nota en un considerado ahorro de energía.

Ahorro de Tiempo, Agua Y Gas

Sauna Tradicional:
Antes de entrar en una sauna, es preciso ducharse y secarse. Seguidamente comienza la primera sesión de sauna con una duración de aproximadamente 10-15 minutos. A esto le sigue un baño o una ducha con agua fría (aprox. 2 minutos) y, a continuación, un baño caliente de pies. Tras un tiempo de descanso de aprox. 15-30 minutos, continúa la 2ª sesión de sauna. Se recomienda un total de tres sesiones.
Sauna de infrarrojo:
Gracias al calor subcutáneo y al volumen mayor de sudor generado, en las cabinas de infrarrojos basta con una sesión de 25-30 minutos aproximadamente y tan sólo debe tomar una ducha al final de la sesión; esto supone un gran ahorro de agua por cada sesión de sauna que se practique.

Temperatura

Sauna Tradicional:
La saunas funcionan en temperaturas que se extienden de 70º C a 110º C. Estas altas temperaturas pueden incomodar o resultar peligrosa para alguna gente, especialmente con problemas cardiovasculares. Además, son muy húmedas por lo que puede ser difícil respirar.



Sauna de infrarrojo:
En una sauna de infrarrojos, la temperatura ambiente se incrementa tan sólo ligeramente hasta un máximo de 50°C. De esta forma, se activa la transpiración del cuerpo desde el interior. La humedad del aire es muy baja de esta forma el ambiente es mucho más agradable que en una sauna tradicional. Un menor nivel de temperatura es mucho más sano para aquellos con problemas cardiovasculares o baja tensión.

Uso Terapéutico

Sauna Tradicional:
A través del aire caliente, nuestro cuerpo comienza a transpirar, lo que limpia la piel eliminado toxinas. Si se acude de forma regular a la sauna, las defensas aumentan. Gracias al efecto que produce el cambio entre calor y frío, se activan tanto la circulación sanguínea como el corazón. Para que el efecto sea óptimo se necesitarán varias sesiones de sauna.
Sauna de infrarrojo:
La radiación infrarroja penetra 1-2 mm en el cuerpo, activando la circulación sanguínea por tanto, supone un mayor nivel de profundidad en el cuerpo, utilizando menor calor ambiental que la sauna convencional. Esto provoca el incremento del nivel de oxígeno lo que contribuye positivamente en las reservas energéticas.

El calor Infrarrojo produce los siguientes beneficios

  • Refuerzo del sistema inmunológico cardiovascular. El calor profundo ayuda a que los vasos sanguíneos periféricos se dilaten, llevando alivio y cura a las lesiones en músculos y tejidos blandos.
  • Mejora la circulación sanguínea. Permite transportar productos de desechos metabólicos y entrega sangre rica en oxígeno a músculos que la tienen disminuida, recuperándolo más rápidamente.
  • Relajación de la tensión muscular. Mayor flexibilidad y alcance de movimiento, aliviando los dolores en músculos, huesos, articulaciones, tendones, etc.
  • Limpieza y desintoxicación del cuerpo. Las glándulas sudoríparas entran en funcionamiento a los 10-15 minutos de sesión, con el calor los poro de la piel se abrirán ayudándote a eliminar toxinas y limpiar la epidermis, los cual tendrá lugar a una piel más suave, más tersa y más agradable a la vista.
  • Ayuda a reducir la celulitis y adiposidades. Agua y desechos atrapados en receptáculos debajo de la piel.
  • Reduce el estrés y la fatiga.Relajando los nervios crispados y los músculos anudados por el efecto de un masaje general. Sintiéndose renovado y mejorando el estado anímico.
  • También son idóneas para el tratamiento terpéutico de infecciones, enfermadades dérmicas, etc., pero para ello es preferible siempre que consulte a su médico.



No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado